domingo, 4 de febrero de 2018

Pamelas y tocados sorprendentes, todos ellos piezas únicas.


Y para Beatriz moldee durante días pétalos de metal y seda para crear sus grandes flores igual de especiales que ella.

Aquí os muestro la gran pamela arrugada que confeccioné esperando sorprenderla al terminarla, no fui yo la única en sorprenderla sino que ella me dejó con la boca abierta cuando me envió sus imágenes y en especial esta que muestra todo el cariño con el que diseñé para ella.

No puedo dejar de hacer zoom. ME CHIFA